Agenda d'activitats fotogràfiques: tallers, trobades, cursos… a Terrassa i altres indrets.

Derechear la exposición ¿Tiene sentido?

Estamos ante uno de los temas más polémicos de la fotografía digital, derechear la exposición. Muchos son los que se centran en este tema olvidándose de lo más importante, que es hacer un buen disparo.

Pero dominar la técnica es fundamental y saber cómo conseguir menos ruido en nuestras fotografía debería ser uno de nuestros objetivos.

Siempre se dice que se consigue derecheando la exposición. Vamos a ver si sigue teniendo sentido llevar el histograma a la derecha.

  • ¿Estamos ante una leyenda urbana?
  • ¿Realmente sabemos qué podemos conseguir con esta técnica de exposición?
  • ¿Una propuesta de 2003 tiene sentido en 2017?

Si no habéis oído nunca hablar del tema os pongo en antecedentes. Exponer en digital tiene poco que ver con exponer tal como nos proponen las cámaras, deudoras de los sistemas de exposición clásicos.

Derechear la exposición

Todo surgió a raíz de un artículo escrito en 2003 de la página The Luminous landscape.

En este artículo Michael Reichmann, fundador de la página, propuso este método después de una conversación con Thomas Knoll (sí, uno de los creadores de Adobe Photoshop).

La idea era mejorar la relación señal/ruido de una forma eficiente con el sistema ETTR (Expose To The Right).

Era un tema desconocido en el mundo de habla hispana, pero José María Mellado lo saco a la luz con su primer libro Fotografía digital de alta calidad, en 2005.

En el capítulo 5, al final del mismo, desarrolla su forma de exponer con su cámara. Y habla de ese derecheo con la idea de:

Observa que la clave está en conseguir que la gráfica termine en el extremo derecho. Si nos quedamos cortos perdemos niveles y si nos pasamos, reventamos los blancos.

Propone además dos métodos para conseguirlo. Uno de ellos es sobreexponer dos pasos a partir de la medición puntual en altas luces.

Y aunque avisa que es un valor variable según la cámara y la situación, muchos se lo tomaron al pie de la letra. Y por ahí surgieron muchas discusiones y malas interpretaciones.

Derechear El Histograma Ii Adivina cuáles son las imágenes derecheadas

La idea es conseguir que el histograma de entrada toque el extremo derecho sin llegar a reventar las altas luces.

La explicación es sencilla. Abrir o cerrar el diafragma o dar más o menos velocidad de obturación supone dejar pasar el doble o la mitad de luz al sensor.

Más claro, pasar de f8 a f5,6 deja pasar exactamente el doble de luz al sensor. Exactamente lo mismo que si cambiamos de 1/250 a 1/125. Así llegará el doble de luz.

Este concepto es importante para entender la naturaleza lineal de recogida de información del sensor.

Por este motivo la máxima cantidad de información, la mitad del total que puede recoger un sensor X, está presente en el último paso del lado derecho del histograma.

¿Y cuánta información puede recoger un sensor? Pues si trabajamos en jpeg, que tiene un máximo de 8 bits, exactamente 256 niveles. En lenguaje binario hay dos posiciones: 1 y 0. Así tenemos 28. Si sacamos la calculadora descubrimos esos 256 niveles.

Més info

Compartir:
Share

pròxim Publicar

Anterior Publicar

© 2017 Terrassa, espai de fotografia

Autor Anders Norén

Share