Agenda d'activitats fotogràfiques: tallers, trobades, cursos… a Terrassa i altres indrets.

Fotografiar la Vía Láctea

¿Quién no ha soñado alguna vez con poder fotografiar la Vía Láctea? Hay mucho desconocimiento con respecto a este tema y en el artículo de hoy voy a ir aportando luz a cada una de las dudas que os van surgiendo.

Lo primero es detenernos un momento y pensar en lo que estamos fotografiando realmente. Cuando fotografiamos la Vía Láctea lo que estamos haciendo es fotografiar nuestra propia galaxia, en la cual se encuentra el Sistema Solar.

A mí no deja de sorprenderme el hecho de poder ver a simple vista este fenómeno, así que imaginaros lo que puede hacer nuestra cámara.

Hoy en día, no es algo muy raro ver fotografías donde la Vía Láctea es la protagonista. Y eso es porque en el fondo, no es tan difícil fotografiarla, simplemente tenemos que tener en cuenta una serie de aspectos.

¿Cuándo la podemos ver?

vía láctea

Como decía antes, la Vía Láctea se puede observar a simple vista con nuestros propios ojos, siempre que las condiciones sean apropiadas, es decir, que no haya contaminación lumínica y por lo tanto el cielo esté oscuro.

Creo que no hace falta decir que no debe estar nublado, jeje.

La Vía Láctea crea un camino que se puede ver perfectamente. Sin embargo, la Vía Láctea tiene una zona muy característica, y es el Centro Galáctico. Esta es la parte más impactante y la más fotogénica.

Dependiendo del hemisferio en el que nos encontremos, debemos mirar en una dirección u otra en función de la estación del año para encontrar el Centro Galáctico, pero nunca lo encontraremos en el norte.

Algo que puede parecer una obviedad es que la Vía Láctea no está en una posición fija en el cielo. Al igual que todas las estrellas y los planetas, el Sol y la Luna, la Vía Láctea aparece y desaparece por el horizonte. Sale por el Este y se pone por el Oeste.

Seguramente habrás oído que hay una temporada concreta para salir a fotografiar la Vía Láctea. Esto es porque el Centro Galáctico, es decir, la parte más fotogénica, no es visible durante todo el año.

Durante unos meses, dicha zona de la Vía Láctea está por encima del horizonte durante el día.

Por esto mismo, si estás en el Hemisferio Norte debes intentar fotografiar la Vía Láctea de marzo a octubre.

El tiempo que el Centro Galáctico está visible va variando, siendo mayor entre abril y julio. Cuanto más horas esté visible, más posibilidades de fotografiarla a nuestro gusto.

Si por el contrario vives en el Hemisferio Sur, tendrás que salir a buscarla de febrero a octubre. No es visible de noviembre a enero.

¿Cómo planifico la foto que quiero?

vía lácteaTípica composición de la Vía Láctea, dirigiendo la línea que genera hacia nuestro punto elegido.

Como en la mayoría de veces en fotografía de naturaleza, es necesario tener una planificación, más si cabe en estos casos.

Més info

Compartir:
Share

pròxim Publicar

Anterior Publicar

© 2017 Terrassa, espai de fotografia

Autor Anders Norén

Share