Agenda d'activitats fotogràfiques: tallers, trobades, cursos… a Terrassa i altres indrets.

El mundo de la fotografía HDR

Ya hemos hablado en otras ocasiones del mundo HDR. Hoy vamos a explicar los pasos que hay que dar para conseguir los archivos que nos darán una imagen de alto rango dinámico; cuándo hay que hacerlo realmente y sobre todo por qué es necesario en algunas situaciones.

Ahora vuelve a estar de moda el HDR. Es una de las técnicas favoritas del llamado fine art de la fotografía. Exige tiempo y dedicación, siempre queda bien decir que lo hacemos en charlas fotográficas.

Más que nada para dar la sensación de que eres un poco de la vieja escuela de revelado químico británica, donde lo más complicado es siempre lo mejor.

Hoy en día, con muchas de las cámaras modernas es innecesario llevar a la práctica esta técnica, gracias a su capacidad de registrar sombras y luces, pero siempre podemos encontrar escenas que lo necesiten.

O a lo mejor tenemos tiempo para hacerlo y queremos conseguir ese reconocimiento público. O simplemente tenemos una cámara antigua. Porque, de verdad, no siempre es necesario hacer una fotografía HDR.

¿Por qué hay que hacer una fotografía HDR?

La explicación es muy sencilla. La técnica HDR es necesaria para conseguir una buena representación de las luces y las sombras en situaciones de alto contraste.

Nuestras cámaras solo son capaces de registrar con detalle las luces o las sombras. Si aumenta la diferencia de luminosidad entre ambos extremos tendremos que elegir qué es lo que queremos sacar.

En muchos casos (cada vez menos gracias al avance de la tecnología) no queremos elegir. Por ejemplo cuando fotografiamos el interior de una vivienda y sus vistas desde las ventanas. O si disparamos a un monumento a contraluz. O una calle sevillana a las doce del mediodía en el mes más caluroso del verano.

Buscamos detalle en ambas zonas. Y salvo que disparemos un flash o tengamos una cámara con un sensor excelente será imposible.

La única solución efectiva es la técnica del alto rango dinámico. El problema es que muchas veces se hace con procedimientos o programas un poco dudosos que devuelven resultados desastrosos.

Al final saldrá algo parecido a una pintura o adefesio con los colores hipersaturados. Si queremos lograr un buen resultado, la imagen debe resultar natural. La clave es darse cuenta de que es imposible que todo tenga la misma iluminación.

¿Cuándo hacer una fotografía HDR?

Antes lo he dejado señalado. Tenemos que hacer un HDR cuando la diferencia de luminosidad entre las luces y las sombras sea más alta que el rango dinámico de nuestra cámara.

¿Y cómo lo sabemos si no hemos hecho las pruebas pertinentes a nuestra máquina de fotos? Existe una forma muy sencilla que se ha convertido en mi guía. Es mejor que dejarlo a nuestra intuición (algo que funcionará cuando tengamos experiencia).

hdrEste histograma nos está diciendo algo

La clave está en observar el histograma. Da igual cómo expongamos. Podemos ir libres o ser fieles seguidores de exponer a la derecha. Solo tenemos que saber leer la información que tenemos en nuestras pantallas en el momento después del disparo.

Més info
Curs Introducció a la fotografia HDR

Compartir:
Share

pròxim Publicar

Anterior Publicar

© 2018 Terrassa, espai de fotografia

Autor Anders Norén

Share