Agenda d'activitats fotogràfiques: tallers, trobades, cursos… a Terrassa i altres indrets.

11 cosas que nadie te dijo

Si te has decidido por fin a comprarte una cámara “de las buenas”, si no haces más que recibir alabanzas a las fotos que haces con el móvil y cuelgas en Instagram, si siempre te atrajo eso de la fotografía pero nunca te atreviste a meterte en serio con ello…

Si estás en alguno de estos casos quizá deberías saber una serie de cuestiones importantes que nadie suele contar a quien se apresta a adentrarse en el apasionante, pero también complejo, mundo de la fotografía.

Cosas que un novato no suele conocer y que, quizá, pueden echarte para atrás cuando ya te has comprado una carísima réflex último modelo.

Cosas que quizá te hagan pensar que esto no era lo tuyo y que te bastaba con tomar instantáneas sin más ambiciones y pasar de complicarte la vida aprendiendo qué es el diafragma, la velocidad de obturación, el ISO, la profundidad de campo, la distancia hiperfocal

Cosas en definitiva, que uno no suele saber hasta que no se mete de lleno a aprender fotografía y que seguro agradecerás que te contemos para que sea más sencillo para ti decidir si avanzar o dar un paso atrás.

Estas son las cosas que alguien que quiera iniciarse en la fotografía debería saber antes de nada y que probablemente nadie te haya contado.

La fotografía no es fácil de aprender

Foto de Kristian Karlsson

Darle al botón de la cámara es un acto muy sencillo pero lo que hay detrás, si quieres aprender fotografía de verdad, es muchísimo más complicado. Si te adentras en este mundo vas a tener que aprender un montón de conceptos que puede que al principio te suenen a chino.

¿Sabes que usando un diafragma ƒ1.4 entra mucha más luz al objetivo que si se usa un ƒ22 a pesar de que el número en sí es más alto? Lioso ¿no?

La mayoría de cámaras ofrecen modos de disparo automáticos que suelen dar buenos resultados pero al aprender fotografía no es que esté prohibido usarlos es que debemos utilizar los modos manuales.

Ten en cuenta que de lo que se trata es de conocer la técnica del arte de captar la luz para ser capaces de que nosotros, y no la cámara, tengamos el control total sobre las imágenes, sabiendo exactamente qué es lo que queremos conseguir y cómo hacerlo. Y esto requiere un largo proceso de aprendizaje.

Dominar la técnica no es suficiente

Foto de Unsplash

Claro que además de conocer la técnica, en fotografía hay una parte artística que es seguramente más importante y que se tarda aún más en dominar.

Hablamos de aprender a componer (osea saber distribuir eficazmente los elementos en el encuadre), de saber interpretar las cambiantes condiciones de luz que te puedes encontrar en una escena, o de educar nuestro ojo para ser capaz de de contar una historia y transmitir emociones con nuestras fotografías.

Esto es algo que no se consigue fácilmente. ¿Que cómo se hace? Estudiando y practicando.

Més info

Compartir:
Share

pròxim Publicar

Anterior Publicar

© 2018 Terrassa, espai de fotografia

Autor Anders Norén

Share