Agenda d'activitats fotogràfiques: tallers, trobades, cursos… a Terrassa i altres indrets.

Reducir el Ruido de tus Fotografías

El ruido es uno de los peores enemigos de la fotografía. Una cantidad excesiva de ruido podría arruinar una fotografía excelente. Sobre todo en fotografía nocturna, el exceso de ruido en nuestras tomas va a ser un problema recurrente.

¿Cómo podemos evitar el ruido? ¿Se puede eliminar en el procesado? ¡En este artículo te damos la respuesta!

¿Qué es el Ruido?

El ruido de una toma es esa especie de grano que se genera, sobre todo, en las zonas más oscuras de la fotografía. Pese a que un poco de ruido puede quedar estético, normalmente va a afear nuestras tomas, e incluso puede llegar a arruinarlas si es excesivo. Pero, ¿qué es exactamente el ruido?

La luz que recibe nuestra cámara a través del objetivo, al alcanzar el sensor estimula sus celdas fotosensibles, produciendo una corriente eléctrica que posteriormente se transforma en una imagen digital gracias al procesador.

Sin embargo, estas celdas fotosensibles generan a la vez una corriente eléctrica propia y, por tanto, generan datos aleatorios carentes de contenido. Esos datos también son interpretados por el procesador, dando lugar al ruido.

Cuando aumentamos la ISO lo que estamos haciendo es amplificar esa corriente eléctrica de manera digital. A su vez, también se amplifican esos datos aleatorios. Es por eso que cuanto más subimos la ISO más ruido se genera en nuestra fotografía.

Por otra parte, si el sensor se calienta en exceso sus celdas fotosensibles generarán una mayor corriente eléctrica propia. Por eso cuando hace mucho calor o si forzamos demasiado el sensor de nuestra cámara, obtendremos fotografías con más ruido.

ruido

¿Cómo se puede Evitar el Ruido?

Puedes conseguir minimizar el ruido de tus fotografías de diferentes maneras:

  1. No subas excesivamente la ISO: Subir la ISO es lo que más va a incrementar el ruido de tus tomas. Por eso, la manera más eficaz de evitarlo es usar, siempre que sea posible, una ISO baja. Usa la ley de reciprocidad para ir variando los parámetros del triángulo de la exposición, para conseguir usar la mínima ISO posible.
  2. Expón correctamente tu fotografía: Si una fotografía está subexpuesta, ajustarla en edición siempre generará más ruido que si la hubiéramos expuesto bien en el momento del disparo, aunque ello suponga aumentar más la ISO. Piensa que cuanto más subexpuesta quede una zona, más pérdida de información habrá y, por tanto, más ruido generamos al intentar recuperarla en edición. Así que siempre será preferible aumentar la ISO para exponer correctamente la toma, que subexponerla.
  3. Evita disparar tomas demasiado largas: Cuando el sensor se calienta tiende a generar un mayor número de datos aleatorios, que son los que finalmente producen el ruido de nuestra fotografía. En las largas exposiciones es cuando el sensor va a sufrir y calentarse más, sobre todo si duran varios minutos o si realizamos muchas seguidas. Por eso, las tomas de larga exposición siempre generan un mayor ruido.
  4. Conoce las limitaciones de tu cámara: Siempre decimos que el equipo fotográfico no importa, sino que importa quién está detrás de él. Y es cierto, pero desgraciadamente en el tema del ruido sí tiene que ver, y mucho, el equipo con el que contemos. Cada cámara tiene una sensibilidad diferente, dependiendo del tamaño y de la calidad de su sensor. Por eso será importante que conozcas cuál es el límite de tu cámara, es decir, hasta qué ISO te puedes permitir subir sin que el ruido arruine tu fotografía.

Como ya habrás pensado seguramente mientras leías estos puntos, en muchas ocasiones no vamos a poder cumplir estos requisitos.

Un claro ejemplo es la fotografía nocturna. Para conseguir una buena fotografía de un cielo estrellado deberemos aumentar considerablemente la ISO y el tiempo de exposición, y aun así es probable que algunas zonas nos queden inevitablemente oscuras.

Para este tipo de casos podremos contar con algunos métodos de reducción de ruido, que veremos a continuación.

Més info

Compartir:
Share

pròxim Publicar

Anterior Publicar

© 2018 Terrassa, espai de fotografia

Autor Anders Norén

Share