Agenda d'activitats fotogràfiques: tallers, trobades, cursos… a Terrassa i altres indrets.

Cosas a practicar para hacer buenas fotos

¿Cuántas veces has escuchado aquello de “claro, con esa cámara cualquiera…?

Seguro que unas cuantas a poco que tu equipo tenga cierto nivel ( y tu interlocutor poca idea, claro), pero lo cierto es que estaremos de acuerdo en que la cámara tiene su importancia pero desde luego no lo es todo.

También en que culpar al equipo (o a la falta de él) de los errores que uno pueda cometer no es serio. Porque lo cierto es que un fotógrafo con un buen ojo es capaz de lograr buenas imágenes con cualquier cámara y un poco de planificación.

Porque más que una “cámara buena” lo que realmente hace falta es tener muy claros los conceptos más importantes en fotografía, un buen dominio de la técnica, una mirada bien entrenada y, en todo caso, un cierto dominio del dispositivo concreto que estés usando.

Así, las cosas, te contamos qué son esas cosas que tienes que poner en práctica para hacer buenas fotos independientemente de la cámara que vayas a usar.

Lo primero, la composición

 

Da igual qué equipo estés utilizando, si no eres capaz de realizar una buena composición en la toma no conseguirás una buena fotografía. Y es que sin duda la composición es uno de los elementos más importantes y definitorios para conseguirlo.

Por ello, debes estudiar bien los principios y reglas de composición, y saber que éstas son solo una guía que se debe conocer, porque sirven de mucha ayuda, pero desde luego no son inmutables.

Estas reglas son prácticamente las mismas que se aplican en pintura clásica, luego se puede aprender sobre ellas incluso sin utilizar una cámara.

Así que todo es cuestión de práctica, porque la composición es algo que se entiende mejor cuanto más se practica y en lo que el equipo utilizado tiene una importancia mínima.

Luego el encuadre

 

Por supuesto es algo directamente relacionado con lo anterior, de hecho podemos decir que es la parte final del proceso de composición, pero es tan definitivo que nos parecía importante separarlo.

Sobre todo porque muchas veces un mal o buen encuadre es determinante para que una foto sea adecuada o no.

El mejor ejemplo es cuando un fotógrafo “corta” alguna articulación del cuerpo humano haciendo un retrato (no digamos ya una cabeza o barbaridades similares), algo que desde luego se debe evitar.

Así, es importante pensar bien cuál es la parte de la composición que va a aparecer finalmente en la fotografía; y esto, de nuevo, no tiene nada que ver con la cámara que uses.

Més info

Compartir:
Share

pròxim Publicar

Anterior Publicar

© 2018 Terrassa, espai de fotografia

Autor Anders Norén

Share