Agenda d'activitats fotogràfiques: tallers, trobades, cursos… a Terrassa i altres indrets.

Cómo usar una carta de calibración

Una de las cosas que más preocupa a los fotógrafos cuando se compran un objetivo es comprobar si el enfoque es correcto, si enfoca correctamente. La mayoría de las veces es así, pero puede suceder que no sea todo lo fino que queremos.

O que no se vea tan nítido como en las notas publicitarias. Este es el momento en el que viene al rescate la carta de calibración de enfoque para confirmarnos si tenemos el temido backfocus o frontfocus.

¿Cuándo tienes que empezar a preocuparte por este tema? Cuando veas que tus fotografías no tienen el grado de nitidez que esperas. Cuando notas que no hay definición alguna en la zona que tú recuerdas haber enfocado.

Es decir, en tu último retrato, donde clavaste el foco en el ojo, resulta que toda la nitidez se la lleva la nariz. Por poner un ejemplo claro. Y por supuesto observando la fotografía en tu editor de fotografías favorito al 100%.

¿Qué es backfocus y frontfocus?

Nunca me han gustado los anglicismos innecesarios, pero tengo que reconocer que en este caso no he encontrado una expresión en castellano que sea tan gráfica. ¿Prefoco y postfoco? No, parece que estamos hablando como Fontcuberta. Por eso vamos a admitirlas e integrarlas en nuestro vocabulario fotográfico.Y ya hemos visto en otras ocasiones de una forma más técnica este tema.

En primer lugar, para los felices usuarios de las cámaras sin espejo, estos problemas no existen, pues el enfoque se realiza sobre el mismo sensor.

Eso no quita que en modelos puntuales puedan existir problemas que solo se pueden solucionar en el servicio técnico. Como ocurría antes de que en las cámaras semiprofesionales incluyeran dentro de los menús el Microajuste de foco.

Pero en las cámaras réflex, con partes mecánicas, estos problemas son muy comunes. Y más de lo que podemos llegar a pensar. Y deberías acostumbrarte a que cuando compras un objetivo lo primero que hay que hacer es calibrarlo con tu cámara. Más que nada para evitar problemas futuros.

Pero vamos a pasar al mundo de las definiciones:

  • Backfocus: el foco se va detrás del punto de enfoque.
  • Frontfocus: el foco se queda delante del punto de enfoque que hemos seleccionado nosotros.

Muy sencillo de entender. Es un problema que viene arrastrando desde que nacieron las réflex, pero que en los últimos tiempos es más común y por qué no, mucho más polémico gracias al mundo de las redes donde todos podemos compartir nuestros problemas.

Afortunadamente hoy en día hay muchas soluciones:

Més info

Compartir:
Share

pròxim Publicar

Anterior Publicar

© 2018 Terrassa, espai de fotografia

Autor Anders Norén

Share