Agenda d'activitats fotogràfiques: tallers, trobades, cursos… a Terrassa i altres indrets.

Fotografía nocturna en la ciudad

La fotografía nocturna tiene muy diversas modalidades. Podemos fotografiar las estrellas, hacer largas exposiciones nocturnas o incluso crear fotografías muy originales empleando la técnica del lightpainting.

Muchas de ellas comparten un mismo principio muy importante: hay que estar en completa oscuridad para realizarlas.

Pero a veces también se nos olvida que existe la fotografía nocturna que se hace a plena luz. Exacto, me refiero la fotografía nocturna en la ciudad.

En este artículo quiero darte las claves para que consigas las mejores tomas nocturnas urbanas. ¡No te lo pierdas!

1. Evita el Modo Automático

Habrás notado que en cuanto se esconde el sol, por mucho que se enciendan las farolas de la ciudad, tu cámara necesita más luz para conseguir sacar una fotografía bien expuesta. Si has disparado en automáticoseguramente tu cámara habrá levantado el flash integrado, a causa de esta falta de luz. Gran error. Si estás fotografiando un paisaje urbano, el flash tan solo iluminará la parte más cercana a ti, dejando todo el fondo completamente subexpuesto.

Por eso será importante evitar el modo automático y optar por el modo manual o alguno de los modos semiautomáticos, como el de prioridad a la velocidad o el de prioridad al diafragma, dependiendo del resultado que quieras conseguir.

Por supuesto, por la misma razón que te comentaba antes, será importante también evitar usar el flash.

2. No temas Subir la ISO

Siempre te lo decimos, pero no está de más recordarlo: es preferible subir la ISO más de la cuenta, a sacar una fotografía subexpuesta. Muchas veces, por miedo al ruido, intentamos no subir la ISO en exceso.

Esto es una acción correcta, siempre y cuando no subexpongamos nuestra fotografía por ello. Si la foto queda demasiado oscura, recuperarla en edición nos generará más ruido (y además más feo) que si nos hubiéramos atrevido a aumentar la ISO lo suficiente como para exponerla correctamente.

Por eso, lo mejor que puedes hacer es conocer tu cámara al 100%. Realiza diversas pruebas para saber dónde está el límite de ruido aceptable. Es decir, hasta dónde puedes permitirte subir la ISO sin que el ruido arruine tu toma. Conociendo este límite, no temas subir la ISO hasta donde creas necesario.

Més info

Compartir:
Share

pròxim Publicar

Anterior Publicar

© 2018 Terrassa, espai de fotografia

Autor Anders Norén

Share