Agenda d'activitats fotogràfiques: tallers, trobades, cursos… a Terrassa i altres indrets.

El histograma nos miente en RAW

Parece mentira, pero si disparamos en RAW, con nuestra flamante cámara, en aras de conseguir el mejor resultado posible, jamás sabremos si estamos exponiendo bien. Exponer con nuestras cámaras hoy en día es como el mito de la caverna de Platón, solo una sombra de la realidad.

Por este motivo Guillermo Luijk ha iniciado una campaña para convencer a los fabricantes para que cambien el histograma en sus cámaras.

Uno de los grandes inventos de la fotografía digital es el histograma. Personalmente creo que es uno de los grandes hitos de la fotografía. Por primera vez los fotógrafos somos capaces de saber si hemos expuesto correctamente nuestro disparo.

Hasta entonces nos sabíamos la teoría, la conocíamos, pero hasta que no veíamos el negativo revelado eramos incapaces de saber el grado de acierto.

Es verdad que la experiencia es un grado, pero como humanos no podíamos estar seguros hasta tocar el negativo con nuestras manos, llevarlo a la ventana de luz y mirarlo con un cuentahílos.

El histograma se puede definir de muchas formas. Desde que es la representación de la luminosidad de una fotografía del negro al blanco absolutos, a que es, como dice Guillermo Luijk:

una forma gráfica de representar la frecuencia de aparición de unos determinados valores en una población o fenómeno bajo estudio.

Pero lo que vemos cuando disparamos no es una información real y completa. Está totalmente sesgada. Es una mera interpretación a partir del resumen que supone un jpeg.

Porque el histograma de las cámaras, así como la fotografía que vemos en la pantalla de la cámara, no es otra cosa que el de un archivo jpeg revelado a partir del RAW. Lo que vemos no es real. Estamos atrapados en ‘Matrix’.

Nunca vemos el archivo RAW en la cámara

El histograma de las cámaras, el histograma de entrada, es un resumen de la realidad del archivo. Está condicionado por los ajustes de la máquina para ver el jpeg. En absoluto es real.

El equilibrio de blancos, la saturación, la gestión del color e incluso la máscara de enfoque modifican la exposición que hemos hecho.

histogramaEl histograma sin tocar

Debería ser solo la consecuencia del diafragma, velocidad de obturación y sensibilidad que hemos elegido en función de la luz existente. Pero no es así. Si nos metemos en los menús, los temidos menús de las cámaras, descubriremos tantas cosas que cambian la exposición que nos podemos llegar a asustar.

Més info

Compartir:
Share

pròxim Publicar

Anterior Publicar

© 2018 Terrassa, espai de fotografia

Autor Anders Norén

Share