Agenda d'activitats fotogràfiques: tallers, trobades, cursos… a Terrassa i altres indrets.

La distancia hiperfocal

La distancia hiperfocal es un concepto que está muy en boga en los últimos tiempos digitales. Cuando se habla de la profundidad de campo siempre se acude a este término para explicar cómo conseguir nitidez en los distintos planos de nuestras fotografías.

Os aseguro que vamos a comprobar muchas cosas antes de afirmar si la hiperfocal realmente sirve o no.

La distancia hiperfocal no se discute… Es un concepto inamovible… Quien no utiliza la hiperfocal es que no tiene conocimientos suficientes… Dominar la hiperfocal es entrar en una nueva esfera de la fotografía…

Seguro que todos estos titulares te suenan y a larga te han acomplejado por no comprender conceptos como círculo de confusión, enfoca siempre medio metro más lejos o similares.

Tengo una relación de amor/odio con ella. Me ocurre siempre que se afirma algo sin discusión, sin matices, científicamente probado. Y siempre he tenido mis dudas.

Así que he decidido hacer una serie de pruebas, con cámaras de formato completo y de sensores más pequeños con el fin de decidir si es realmente útil o simplemente es una falsa sensación de nitidez en función de un tamaño de imagen o visionado…

Los orígenes de la distancia hiperfocal

Hace poco estuve leyendo varios libros y artículos sobre la vida y obra de Gregg Toland, el directos de fotografía de ‘Ciudadano Kane’, la gran película de Orson Welles.

La fotografía de esa película destaca por muchas cosas pero sobre todo por la profundidad de campo de sus encuadres. Todo está nítido. Desde el primer plano hasta el fondo.

Lo más curioso es que Toland no conocía el concepto de hiperfocal. Como podemos leer en la revista ‘Nickel Odeon’ dedicada a los directores de fotografía, hizo cálculos y pruebas hasta conseguir lo que estaba buscando.

Y no dudo en diafragmar a f11 incluso para lograr nitidez en todos los planos (a pesar de la cantidad de iluminación que tuvo que utilizar). Comprobó que el punto de enfoque dependía mucho de la construcción del objetivo que tuviera entre las manos.

En 1955, tiempo después del rodaje de la película, presentaron al padre de la distancia hiperfocal que todavía hoy seguimos utilizando. Me refiero a la rueda Kelly o Kelly Cine Calculator.

Un dispositivo con dos discos que daban vueltas en un mismo eje para calcular el punto de enfoque exacto para lograr la máxima profundidad de campo y una aparente nitidez en todos los planos.

Pero no podemos olvidar que está pensado para el mundo del cine (16 mm y 35 mm) y su persistencia retiniana, lo que no deja de ser una ilusión óptica.

hiperfocal
Sin embargo, la distancia hiperfocal entró en el mundo de la fotografía. En algunos de los manuales tenía alguna que otra línea, como podemos leer en la cuarta edición (1978) de ‘Fotografía Básica’ de Langford. Pero ni se nombra en la cuarta reimpresión (1981) del ‘Manual de técnica fotográfica’ de Hedgecoe.

¿Pero qué es la distancia hiperfocal?

La distancia hiperfocal es una distancia. Solo eso, una simple distancia. Sirve para dar una mayor sensación de profundidad de campo. Una sensación. Que no es lo mismo que la realidad.

Més info

Compartir:
Share

pròxim Publicar

Anterior Publicar

© 2018 Terrassa, espai de fotografia

Autor Anders Norén

Share