Agenda d'activitats fotogràfiques: tallers, trobades, cursos… a Terrassa i altres indrets.

El horquillado o bracketing

No es una característica muy utilizada, de hecho por eso la incluimos en este listado de cosas que a lo mejor no sabías que puede hacer tu cámara, pero sin duda el bracketing u horquillado (a veces también denominado “ahorquillado”) es una funcionalidad que debemos conocer por su utilidad en determinadas situaciones. Te mostramos para qué sirve y cómo emplearlo adecuadamente.

En ese mismo artículo ya contábamos que el horquillado no es una función exclusiva para la exposición, aunque sea lo más habitual y conocido, sino que también existe el bracketing de balance de blancos, el de flash, el de enfoque y el de ISO, y además algunos de los últimos modelos del mercado incluyen otros tipos más específicos.

Sea como fuere, el horquillado o bracketing no es otra cosa que la toma consecutiva y de forma automática de distintas instantáneas de una misma escena variando en cada una de ellas alguno de sus parámetros.

Su aplicación por tanto es variada, aunque la forma de usarlo sí que es bastante parecida en la mayoría de cámaras, como vamos a ver a continuación.

Cómo se utiliza

La mecánica es muy sencilla, como seguramente muchos ya sabréis. Lo primero es seleccionar la función en nuestra cámara, lo cual lógicamente dependerá del modelo.

En algunas ocasiones habrá que entrar el menú pero en la mayoría de cámaras esta función viene incluida dentro de los Modos de disparo.

Es decir, dentro del ajuste que permite elegir si vamos a disparar las fotos una a una o en ráfaga, utilizar el autodisparador incluido o, en este caso, elegir entre los distintos modos de bracketing que tenga nuestra cámara.

bracketing
Escogido uno de ellos, el equipo debería permitirnos variar los parámetros concretos del horquillado que vamos a hacer, lo cual suele implicar poder elegir el número de fotos que se tomarán y también cómo será la variación entre las distintas fotos, por supuesto dentro de unos límites.

En el caso del horquillado de exposición lo más común es realizar tres fotos con una diferencia de un paso de luz entre cada una de ellas (como en la foto que habéis visto en portada), lo que da como resultado tres imágenes con una diferencia de dos stops.

Claro que ya decimos que esto es algo que se puede establecer en cada momento para adaptarse a la escena concreta y al propósito que busquemos al usar esta funcionalidad.

Més info

Compartir:
Share

pròxim Publicar

Anterior Publicar

© 2018 Terrassa, espai de fotografia

Autor Anders Norén

Share